viernes, 16 de septiembre de 2011

Cómo hacer hermosas cometas (que no vuelan)

 

torta

La culpa la tiene el viento. En más de un sentido. Un día estaba trabajando en mi oficinita, y desde mi ventana veía los árboles doblarse hasta casi tocar el suelo. Lo comenté en el facebook, y mis amigas cusqueñas Tania y Mili me explicaron que así es en agosto, el mes del viento y de las cometas. El plan para hacer nuestras propias cometas y salir a volarlas fue el paso siguiente y obvio.

La cita fue en Llaullipata, una de las partes más bellas de Cusco, en casa de Anita Milla. No en vano tiene ahí una de las mayores atracciones de la ciudad, el Planetarium; esta ex hacienda descansa tranquila sobre la ciudad, rodeada de árboles, muy cerca del cielo. Cuando llegué, cargada de niños y dulces, me encontré con una especie de clase de manualidades en un nido con niños gigantes.

chambing 

mariposas

 cola

 mariposasHabía cometas en distintos estados de fabricación. Hasta habían hecho una cometita especial para mi pequeña Celeste.

mesa y cometa celeste

Sofía, la pequeña –y perfecta- anfitriona, no podía más de felicidad.

felicidadY cuando mi hijo Micael hizo su propia cometa, siguiendo las indicaciones de Tania (que ya las había hecho, y volado con eficacia, con sus sobrinos), su concentración total me hizo descartar definitivamente el trillado diagnóstico que una vez le hicieron. ADHD las wiflas!

mica marco

tania pega  mica corta    mica y tania pega

mica pega tb    mica cortando

adornos de mica

cola de mica 1

cola de mica

mica pita atrás

Lo lindo es que trabajaban todos. Mamás,

mili y anto

abuelas,

abuela

hermanitas.

manualidades gora pega  

El único que no hacía nada era Ken. Estaba ahí chocho, sentado en un sofá sobre otro sofá, con su look McCartney-en-Abbey-Road. Tal vez eso fue lo que hizo que la rubia se sentara a su lado. Eso, o el dudoso trago azul que le dio. Chicas, ya saben. Nunca acepten tragos azules de hombres descalzos en terno. Después te empiezan a hablar de una chica que entró por la ventana del baño, y terminas semidesnuda, con la mirada en el vacío y una estúpida sonrisa clavada en la cara.

cómo hace ken

Anita, en cambio, demostró que de hacendosa no la gana nadie. El domingo anterior había preparado nuestro encurtido de rocotos. Qué orgullo!

 rocotitos de anita

Después de algunas horas y un opíparo picnic, las cometas estaban listas y preciosas.

tres cometas

cometa azul claro

mica y su cometa

escudos

 

pita huascar  Mica aprendió a enrollar su pita huáscar para la cometa (que el siempre me había pedido como ‘pita huasca’ para sus trompos. Pensé que era porque hacía que el trompo girara como borracho.)

La idea era ir a la explanada que está al lado del Cristo Blanco, donde hay campo abierto y buen viento. Pero había una cancha ahí al ladito, y estaba linda, y de pronto ir hasta el Cristo Blanco dejó de parecernos buena idea.

en la cancha

cometa trasluz

  Así que comimos cupcakes cupcake

cupcake 2 

melona limpiecita melona limpiecita 2

mientras llegaban los demás con sus cometas. Y cuando empezaron a probarlas,

mica en la cancha

nos dimos cuenta rápidamente de que algo no andaba bien.

 cometa rota

Nuestras cometas se empezaron a romper en pedazos. Eso sí, nadie les quitaba lo hermosas. Tal vez debimos usar carrizo en lugar de ñihua, explicó Tania. Tal vez el viento estaba demasiado fuerte. Tal vez había que ir al Cristo Blanco.

Donde hacía mucho mucho frío y nuestras cometas terminaron más castigadas aún.

cometas rotasPero en el cielo había bandadas de cometas, como aves migratorias que no se deciden a irse.

bandada de cometas

  mica volando

La única cometa que no se rompió fue la minicometa de Celestita.

tania y cometita

celeste y cometita

Dani, la preciosa hija de Mili, hasta logró hacerla volar.

dani volando

Cuando todas las cometas menos esa se rompieron, capitulamos, nos comimos la torta de chocolate que abre esta entrada y compramos cometas modelo spiderman, bien feas, pero de volar, volaban.

melona mirona

¿Y a quién le importa eso? Lo más importante de una cometa es que haya nacido rodeada de niños chiquitos y gigantes cortando y pegando papeles de colores, y que al final del día, el suelo quede regado de corazones.

corazones

sonqora  

__________________________________________________

La cometa teórica

{ Instruccional protagonizado por Tania Castro, poeta, actriz, narradora de cuentos, maestra y experta en la fabricación de cometas hermosas e  inútiles }

la cometa teórica

Haces una estructura con carrizo (no ñihua) y la atas con pita huáscar, o con pabilo. Refuerzas las junturas con tape.

tania atando 

 

 

 

  

Colocas tu cometa teórica sobre un pliego de papel de seda.

recortando

 

 

 

 

 

Recortas el papel unos centímetros alrededor de la estructura. recortada

 

 

 

 

Pegas con cola sintética el papel sobre la estructura.

pegando papel

Decoras la cometa como te dé la gana.

flores 

En la parte de atrás haces una pequeña red para centrar la pita con la que harás volar la cometa.

pita  

Haces una cola con lo que quieras, la pegas en la cometa, y listo. La llevas a que todos admiren cómo decora el suelo.

{ ok, ok; si tienes suerte y el viento está vigoroso pero no violento, también podrás verla volar. te sentirás enormemente feliz. }