Zimtsterne (o la ultimita antes de Navidad)

listas b

Tenía pensado escribir un post cada domingo de Adviento, lo juro. Escribí el primero y la vida intervino. Pero aquí estoy, con ganas de darles un abrazón navideño convertido en letras y colores en la pantalla de una computadora. Y con una última receta antes de que termine el año. Quien sabe les provoque prepararlas para alguien querido. O mejor aún, CON alguien querido. Porque creo que de lo que se tratan estos días es de regalar tiempo. De regalárselo a uno mismo, y a compartirlo con las personas que tenemos en nuestro corazón.

Muy filin me puse. En fin; estas galletas se llaman Zimtsterne, que significa en alemán ‘estrellas de canela’. En la receta original, la masa se refrigera durante mil horas, y luego las cortas con un moldecito de estrella, y te demoras horas, y se te rompen todas igual. Así que para la siguiente vez que las hice las tomé como lo que son: macarones stress-free (los macarones con estrés son los que preparo todas las semanas para El Hada, y no pensaba pasar por eso los domingos de diciembre). Hice la masa de almendras, azúcar, canela y claras, y la eché a cucharadas sobre la lata. Punto final. Y son exquisitas, exquisitas. Aquí van.

merengue b

Primero, precalientas el horno a 150 °C. Mueles 200 gramos de almendras (yo las pulso en la licuadora). Aparte, bates 2 claras con 125 gramos de azúcar, media cucharadita de jugo de limón y una pizca de sal, hasta convertirlas en un merengue denso y lustroso. Separas cuatro cucharadas del merengue, aquí posando al lado del Azúcar Vainilla de El Hada, su infaltable condimento para el hogar.

azúcar vainilla b

Echas sobre el merengue las almendras, una cucharadita de canela y una cucharada de azúcar vainilla. Contemplas lo hermosos que se ven.

todos los ingredientes b

Los mezclas con una espátula y los echas a cucharadas sobre una lata, de preferencia con un mat de silicona (si no, puede ser papel manteca enmantequillado). Le echas unas gotitas de agua al merengue que reservaste, lo mezclas y pintas cada especie de bolita con el merengue.

pintando con merengue b

Los horneas por unos 15 o 18 minutos.

prendeme la vela b

Aquí están, en la mesa del tercer adviento, una metáfora de nuestra fe en que la mesa siempre estará llena de alimento, familia y amigos. Qué más pedir.

Feliz Navidad, queridos lectores de Hecho en Casa. Disfruten y regálense un tiempito.

Zimtsterne

200 gramos de almendras (o 100 gramos de almendras más 100 gramos de otra nuez)

2 claras

1/8 de cdta. (o una pizca) de sal

1/2 cdta. de jugo de limón

1 cda. de azúcar vainilla (si no tienen, añadan 1/2 cdta. de extracto de vainilla)

1 cdta. de canela en polvo

125 gramos de azúcar (casi 3/4 de taza)

 

Precalentar el horno a 150 °C.

Moler las almendras en un procesador, o licuarlas pulsando.

Aparte, batir las claras con el jugo de limón, la sal y el azúcar, hasta tener un merengue firme. Echar sobre el merengue las almendras molidas, el azúcar vainilla y la canela. Mezclar todo con una espátula. Usando dos cucharadas, echar bolitas sobre una lata con papel manteca en mantequillado o un silpat. Hornear entre 15 y 18 minutos. Esperar a que se enfríen antes de retirar de la lata.

Related Articles

1 comentarios:

Alessandra dijo...

Y... después de un tiempo descubrí cómo darles forma de estrella sin morir en el intento: hunde en agua el molde de galletas en forma de estrella y humedece tu dedo. Así podrás despegar la masa del molde y emujarla con el dedo húmedo sin que se peguen. Todo es posible!