La heladería de los sueños

1 Mica baja

{Es decir, la heladería de mis sueños, mi heladería soñada.}

*

“La gente dice que la vida es dura. Es mentira”, decía un viejito en una película de Kurosawa, antes de acercarse bailando al cortejo fúnebre de la chica que amaba cuando era joven. “Estar vivo es maravilloso. Por eso todos quieren seguir viviendo.”

A lo que me refiero es que yo no sabía que es posible cambiar de rumbo, poner el hombro y lograr que tu vida deje de ser tu plan B. La gente dice que la vida es dura. La gente dice que así nomás está bien. La gente dice que cómo vas a dar ese salto al vacío. Porque hay personas afortunadas que desde jóvenes están en su propio camino, recto, exigente a veces, pero desde temprano identificado y perseguido. Pero hay personas también afortunadas, como yo, cuyo camino ha sido largo y sinuoso como en la canción de los Beatles, y lleno de encrucijadas, y por lo tanto lleno de aprendizajes. En un momento del camino me habría sido muy fácil seguir de frente. Pero sabía que si me salía un ratito del camino, si me metía por así decirlo al bosque, iba a encontrar algo que hace mucho tiempo me estaba llamando. Iba a encontrarme.

Fue por eso que poco a poco fui dejando mi trabajo de mercenaria de la palabra y entrando a la cocina, y luego –hasta ahora me sorprende– a la heladería. Fue por eso que con mis socios (mi esposo e imprescindible aliado Frank Cebreros y mi tío y amigo de la infancia Tarik D’Onofrio) apostamos por fundar una empresa. Y fue por eso que, al momento de decidir dónde abrir nuestro primer local, decidimos trepar todo a un camión y venir a Cusco. Para que nuestros niños crezcan con los ojos más abiertos, y para que nuestros helados sean cosmopolitas y frutos del terruño, como esta amada ciudad.  

Hace una semana hemos abierto la heladería, la encarnación de meses de planeamiento, diseño, importaciones, excursiones al bosque y un arduo entrenamiento en la virtud de la paciencia.

La heladería sería el pequeño laboratorio de El Hada, que vive en medio del bosque. Así que convertimos el techo en un homenaje al cielo cusqueño, particularmente al que se ve cuando estás echado sobre el musgo de un bosque, mirando hacia arriba.

2 ale pintando baja 3 cielo pintado baja

Mezclamos ramas de pinos, eucaliptus y molles con hojas manufacturadas en lugares lejanos.

4 cielo en construcción baja 

6 plantas zocalo baja

Luego, en un trabajo de electricista orfebre, Frank iluminó todo para generar un resplandor de sol a través de las ramas, con uno que otro toque mágico.

5 esquina baja

Todo esto con Celeste dando vueltas

7 melocotón baja

o dormida en un rincón.

8 melocotón durmiendo baja

Pero la pieza que faltaba, nuestro exhibidor de helados hecho a medida y con vidrio curvado retrísimo, no llegaba de Lima. (Esta es la parte en que ejercitamos la virtud de la paciencia.) Sin eso no podíamos hacer el mostrador ni acomodar nada. Pasaron los días. Las semanas. Los meses. Hasta que Un Día (porque siempre llega Un Día en los cuentos) el exhibidor llegó, finalmente, de Lima, y sin un solo quiñe en su vidrio curvado retrísimo. Así que pusimos manos a la obra y en solo unos días ya se podía ver esto en la fachada de la casona.

9 letrero afuera baja Y al entrar al patio, esto.

10 Hada baja

 14 botellas baja

Y al entrar a la tienda…

11 pizarra baja 

12 helados baja 

13 Frank arregla poción baja

corona baja

Y al salir, esta corona con lucecitas, la parte favorita de Celeste.

Gracias por acompañarnos en este camino, en el que Hecho en Casa ha jugado un papel tan importante. Un abrazo emocionado, pues, y los esperamos Un Día para tomarnos una poción mágica en la heladería de los sueños.

16 Frank y entrada baja 

El Hada > Casa Qoriq’ente (San Juan de Dios 250, Cusco, a media cuadra de la plaza Regocijo) / 084-253744 / pocionesmagicas@elhada.net

Related Articles

15 comentarios:

Katia dijo...

Me encanta!!!!

Alba dijo...

Guapísima y querida Ale, tengo gente a quien quiero y extraño de allá y fueron a comer tus delis helados. Su sensación al salir más que agradable. Prometo pronta visita. Te abrazo!

marisa escalante dijo...

Alessandra, felicidades por El Hada. Tus helados y pociones deben ser realmente mágicos, puros como los campos del Cusco y hechos con tanto cariño que me muero de ganas que llegue el día de probarlos. Un abrazo desde Figueres.

karine dijo...

te felicito ale! está realmente mágico!

Carla dijo...

Bravísimo y millón de exitos....

Alain S dijo...

Felicidades y larga vida a El Hada!

Ana Blondet dijo...

Me encanta, Ale... Es, realmente, un sueño hacho realidad...Un Cuento de Hadas...Una maravilla. Todo mi respeto y mi admiración a tí y a tu hermoso equipo. Gracias por llenar esos vacíos que a veces tiene el mágico Cusquito!! Miles de besos de MAR para tí!! Y para todos!!

sylvia dijo...

chicos es realmente lindo el trabajo que hicieron , mucha suerte , algun dia llegare por alla a probar esos ricos helados!!!!!!

Lourdes dijo...

Queridos Ale, Frank, Micael y Celeste: Los felicito a todos! Ese espacio que han creado parece un pedacito de cielo...así pienso que quisiera mi cielo. ¡Todos los esfuerzos han valido la pena!. Espero poder hacerles una visita pronto a esa maravillosa tierra.
Besos, muchos besos para ustedes.
Lourdes

Edvard dijo...

Congratulations to You! ;-)

cecilia dijo...

Helados con mis hijas, con los ojos cerrados y sol de la tarde doradisimo de Mayo...y a cada una de nosotras nos sabia diferente...Emilia dijo "sabe a arroz con leche" MArtina "cuando lo como me da risa".... felicidades!!!!

Cecilia

Marina dijo...

Lindismo Alwssandra, felicitaciones y mucha suerte!!!

paola dijo...

dónde queda esta heladería? algún día tengo que ir. a mi me encanta el helado y a mis hijos también. casi siempre vamos al grido en la plata cerca de casa pero podemos ir a conocer esa porque la decoración es muy bonita y parece agradable

Alessandra dijo...

Querida Paola,
El Hada está en Cusco. Aquí te esperamos cuando des una vuelta por los Andes! Gracias por el dato de El Grido.
Un abrazo,
Alessandra

Anónimo dijo...

Me encantaria que hagan de sauco de sachitomante o aguaymanto lucuma y chirimoya, sabores tipicos del cuzco, deliciosa heladeria, felicitaciones y bendiciones! :-)